Hasta las flores de plástico se marchitan

Él siempre había sido un hombre muy ocupado, siempre corriendo de un lado a otro tratando de hacer todo lo posible para proporcionarle a su familia lo mejor. Pero a veces, se daba cuenta de que estaba tan ocupado tratando de hacer cosas para otros que se olvidaba de disfrutar el presente y valorar lo que tenía.

Un día, decidió que quería enseñarle a su hijo a valorar el momento y disfrutar el presente, así que le llevó a dar un paseo por el parque. Mientras caminaban, se detuvo frente a una flor de plástico demacrada por la intemperie y le dijo a su hijo: «Mira, hijo mío, hasta las flores de plástico se marchitan con el tiempo. Es importante disfrutar el presente y valorar lo que tenemos mientras lo tenemos, porque nada dura para siempre».

Disfrutar el presente es importante porque la vida es un regalo y debemos aprovecharla al máximo. Si estamos siempre ocupados y preocupados por el futuro, es fácil perder de vista lo que tenemos en el presente y no disfrutarlo plenamente. Además, vivir en el presente nos ayuda a reducir el estrés y la ansiedad, ya que nos centramos en lo que está sucediendo ahora en lugar de preocuparnos por lo que puede suceder en el futuro. También nos permite apreciar las cosas buenas de la vida y estar más agradecidos por ellas. En resumen, disfrutar el presente nos ayuda a vivir una vida más plena y feliz.

El hijo asintió con la cabeza, comprendiendo lo que su padre quería decirle. Después de ese paseo, el chiquillo se planteó ser más consciente de lo afortunado que era y a disfrutar el presente más plenamente. Muchas veces se le olvida, es normal, pero los padres tenemos que estar para eso, para recordarles lo importante que es vivir el momento y, sobre todo, disfrutarlo juntos.

Creative technologist, Thinker & Big Things Developer. Sometimes Artist.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: