Primera entrega de la serie “Fuera de la zona”. Tips para emprendedores.

Fuera de la zona de confort! La verdad, una situación digna de serie y creo que a todos los emprendedores nos encantaría ver una buena serie de emprendimiento repleto de fracasos, de esos de no poder pagar ni el alquiler … 🙂

serie_tv

Pero aún no la he encontrado! Así que os cuento, Fuera de la zona de confort, desde que decidí salir del cobijo de las nóminas de empresa a ser un autónomo, consultor, freelance… Ya hacía tiempo que mi cuerpo lo pedía y así decidí hacer. Ya son casi, 2 años. 2 años pagando autónomos, que no es lo mismo que decir que soy freelance cobrando el “subsidio”.  😉

La intención era poder aprender por la vía rápida muchos aspectos de la empresa, para cuando volver al sistema, hacerlo con otro punto de vista y poder aportar mucho más.  La verdad, considero que es una experiencia muy aconsejable por un lado, pero muy difícil por otro.

Durante este tiempo he aprendido muchísimo, no solo de mi andadura en solitario y continua auto-formación. Si no  de mis clientes que han sido y son una fuente importantísima de aprendizaje, todos de diferentes sectores, que además era uno de mis objetivos, ofrecer innovación y  soluciones para cualquier tipo de empresa, yo pongo la metodología y ellos el know how de su sector.

Mi enfoque desde el principio fué dar soporte a PYMES y startups. Lo cuál me ha dado un enfoque bastante particular del tejido empresarial de ese tamaño y en especial de mi zona geográfica. Y he sacado algunos tips que me gustaría compartir para quien les pudiera hacer uso.

Primera entrega:

  • Pasito a pasito: Primero A, después B, paralelamente C y D, luego E y finalmente F. Ya sabemos que es muy difícil que el plan se cumpla con exactitud, prácticamente imposible, pero marca como mínimo, un orden. Ayudará a saber en qué punto estás y que pasos necesitas para llegar al objetivo, no te mientas en tiempo ni recursos.
  • Sin libertad financiera es muy difícil innovar: No puedo decir que es imposible, pero me atrevo a confirmar que es muy difícil, buscamos la manera de hacerlo barato y ágil. Pero nos encontrábamos con un freno que limitaba el alcance de dicha innovación, no había presupuesto para lanzarlo con todas sus consecuencias.
  • No esperes al último minuto: Van bien las cosas, ok! ¿estás atento para innovar de manera pro-activa y no reactiva?
  • Pivotar no es hacer promociones y ofertas: Si hiciste un business plan y en los primeros meses no se corresponden las previsiones proyectadas. (“el papel lo aguanta todo”) Pivota! Pivota! y Pivota!. A veces, la manera de pivotar, además de sentido común, es hacer promociones y vender tu producto o servicio más barato de lo que vale. Y sí, quizás factures más respecto a cuando no tenias estas promociones, pero ya te has cargado el margen y es cuestión de tiempo. Súmale valor, haz que el cliente le de valor a tu oferta.
  • Lo primero. Vende!: Es una de las cosas que he aprendido, y me parece muy interesante, tienes una idea, haz el producto mínimo viable y véndelo. Una vez vendido ya todo es un poco más fácil.
  • Valora tu equipo: Hay que tener muy en cuenta la diferencia de lo que tienes, lo que crees que tienes y lo que te gustaría tener. En cuanto equipo, ya sea, equipo humano o maquinaria. Y se totalmente sincero contigo mismo. Creer que tienes 50 litros de agua para atravesar el desierto y luego no tenerlos, es evidente el final de la historia.
  • El disfraz! la imagen: Vigila tu imagen, tu peinado, la montura de las gafas, tu ropa, tus zapatos, tus calcetines, tu smartphone, tu laptop, tu acento, tus palabras cada día y para cada persona con la que vayas a dirigirte. Partiendo de que eres tu quien busca clientes.
  • Comunicación y márketing On line Vs Off line: El equilibrio es importantísimo, centrarse en exceso en una de ellas es dónde radica el error. Está claro, que dependiendo del modelo de negocio y/o del producto la balanza se decante para uno de los 2 modos. Pero, indirectamente, siempre la estrategia ha de contemplar los dos mundos el On y el Off.
  • Emprende si tienes lo que has de tener: Son muchas cosas lo que necesitas para emprender, no voy a hacer una lista, infórmate bien de lo que necesitas. Una de ellas, es dinero, ya sea tuyo o no. Sin dinero, no hay emprendimiento con éxito.
  • Si tu isla del éxito ya la has visto: Visualiza el final del trayecto, ves hacia allí y no te desvíes si quieres mantener los tiempos. Cualquier desviación en el proyecto afecta directamente en el lead time. Está claro, que se pueden hacer mejoras o rectificaciones de requisitos, pero si tienes un problema de tiempo. Saca tu primera versión de producto, valídala, y si es exitosa, haz la segunda versión.
  • Despedirse “hasta pronto” del proyecto: Que difícil es despedirte de tu proyecto, lo concebiste, lo visualizaste, lo mimaste, te quitaste de comer para dárselo todo, pero hay un momento que hay que despedirse y finalizar. Y hay que hacerlo de la mejor manera pero del modo más rápido posible. De aquí, saqué una reflexión muy interesante e importante. Cambia de tendencia o positiviza la pendiente. Si bajas muy rápido baja más lento, para o sube.

Estos son algunos de los tips que he ido coleccionando durante este tiempo fuera de la zona de confort. Seguramente parecen obviedades y báicos, pero lo que sí que puedo decir es que están testeados y son, sobre todo, muy sinceros, no para simplemente llenar este post.

 

Anuncios

Creatividad romántica, incrementar la creatividad en parejas.

Cómo ser más creativos en las relaciones de pareja, jeje! Es broma. No voy a escribir cómo ser más creativos en las relaciones de pareja, aunque seguramente algo se puede aprovechar de este post para ello. En este post hablaré de la creatividad trabajada en pareja, pueden ser enamorados o no, es solo un título “transgresor” más para llamar la atención! 😉pareja-feliz

A día de hoy, el pensamiento en solitario es todavía esencial, el poder inventivo del individuo es aún el corazón del organismo inventivo. Todos conocemos a personas que por su temperamento precisan de soledad para un mejor trabajo de creación (a mi me pasa). Pero la verdad, es que, la mayoría de individuos pueden conseguir un mayor resultado creador si se asocian con la persona adecuada (y un buen método), porque la colaboración tiende a acelerar el esfuerzo y también a impulsar el poder instintivo de asociación que cada individuo posee. A modo individual, debemos dejar por sentado un principio, y es que, nuestro torrente de ideas debe ser estimulado por todas las influencias a nuestro alcance y trabajar en pareja es una de ellas.

Compañeros que congenian trabajando con un mismo espíritu al mismo tiempo que se distraen, que puede parecer algo malo de primeras, pueden contagiarse mutuamente la creatividad, de forma que la de uno haga superarse a la del otro. Y la crítica desde el “compadreo” es un buen incentivo, por qué generalmente es espontánea.

La imaginación sin juicio es peor que lo creado con juicio sin imaginación. Por ello es interesante conocer técnicas sobre el proceso creativo y aplicar juicio e imaginación  a su debido tiempo.

Pero no todo va a ser de color de rosa! Se advierte peligro en el trabajo en pareja! Por ejemplo, uno de ellos puede anular el poder creador del otro. Un “jefe”, que no suele aceptar los errores, trabajando en pareja con un empleado, el empleado tenderá a encontrar respuestas muy en línea con las de su jefe, o más le vale! O en un par de compañeros, si uno de ellos tiene fe en su socio, es fácil que su instinto le diga. “no hay razón para esforzarse demasiado, él pensará en la respuesta”. (eso es trampa! y se me ocurre para evitarlo, una pura competición, quién aporte más cantidad de ideas, por ejemplo, sea invitado por el otro a comer después de la sesión, ¿hay reto?)

Ante todo, en parejas y/o en equipos , si lo que estamos buscando son soluciones, debemos abstenernos a cualquier discusión, que casi siempre suele ser destructora.

Como es natural, para iniciar cualquier tipo de tarea en equipo es indispensable asociarse con alguien en estrecha colaboración. Ser conscientes de cuál es el objetivo, y sin duda, que sea un objetivo compartido, que ambos estén interesados en el éxito de éste.

Para conseguir un máximo de creatividad en el trabajo en equipo, cada socio debe dedicar cierto tiempo a la meditación en solitario, porque está comprobado que trabajando juntos, después solos y de nuevo juntos, dos pensadores tienen mayor probabilidad de encontrar lo que buscan, que trabajando en todo momento juntos de forma contínua.

Yo propongo esta metodología, muy abreviada, para la consecución con más garantías para resolver problemas creativos:

  • ¿Cuál es el problema? – Juntos – Esta será la primera sesión para trabajar conjuntamente, hablar de manera distendida sobre el problema a resolver, recogiendo notas de lo que vaya surgiendo de la conversación, hay que practicar la escucha activa, no pretender tener la razón desde el principio, si no divagar lo máximo posible. (Es un momento de divergencia)
  • Meditación sobre el problema – Separados – Ahora es momento de pensar sin interrupciones y reflexionar de cuáles son las raíces del problema, los diferentes puntos de vista y cerrar unas conclusiones de las que cada uno tiene que estar satisfecho.
  • Compartimos reflexiones – Juntos – Se comparten las reflexiones realizadas sobre el problema en solitario, seguramente se coincida en muchas conclusiones, lo cuál es bueno, porque demuestra, quizás, que se están enfocando adecuadamente a las raíces verdaderas del problema, en este punto hay que ser muy asertivos y considerar la novedad (vaya! no me había dado cuenta de esto!) En este punto debemos tener claro que hay que solucionar.
  • En búsqueda de soluciones – Separados – Sin dejarse influenciar por el compañero, buscamos soluciones a los problemas. Partiendo de ideas locas, suspendiendo el juicio y centrándose en la cantidad (es el momento dónde te puedes estar jugando una comida con tu socio).
  • Compartamos las soluciones – Juntos – Y finalmente, después de este proceso, tenemos una larga lista de soluciones a un problema consensuado, y garantizo, que más soluciones que si hubiéramos trabajado en solitario todo el proceso. Ahora es momento de valorar las soluciones de ambos, haciendo un ranking, por ejemplo, de las soluciones según lo novedosas que sean la soluciones, lo bien que resuelven el problema, osea, su utilidad y factibilidad de la solución.

Se deduce que dos cerebros obtienen mejores resultados en colaboración en cuanto a juicio se refiere, pero pueden inhibirse entre si en el campo de la creatividad. Procuraremos por todos los medios que el juicio o crítica no inhiba la imaginación ni la creatividad, el juicio se debe aplicar en el momento concreto y necesario del proceso creativo, no hacerlo así, podría provocar la pérdida de ideas que quizás, nos podrían haber dado resultados muy provechosos.

Divergencia y convergencia – El yin y el yang de la creatividad y la innovación

Tener conciencia de estos dos tipos de pensamiento y mantener el equilibrio entre estos, me parece una cuestión imprescindible para la búsqueda de ideas y soluciones para problemas creativos. Un problema creativo es aquel que requiere de creatividad para ser solucionado. Si el problema lo puedes resolver utilizando una fórmula o buscando en el oráculo google, no es un problema creativo. Aunque tener conciencia de los tipos de pensamiento te ayudará a resolver todo tipo de problemas, los que no son creativos también (Yo lo uso en el trivial cuando juego en equipo).

161973-yin-yangTodos los días practicamos este equilibrio, tenemos (o generamos) una cantidad de opciones (un armario lleno de ropa). Valoramos las opciones y tomamos decisiones (elegimos el conjunto que ponernos según el tiempo y el color de nuestros ojos). Divergencia → cantidad de opciones ; Convergencia → Valorar las opciones y tomar decisiones.

Para poder encontrar las ideas o soluciones a los problemas, es importante conocer este equilibrio y trabajar ambos pensamientos por separado para ser más efectivos.

Trabajar la divergencia:

En los años 70, Dr. Sidney J. Parnes  realizó una serie de estudios de investigación en las que demostró, que los estudiantes entrenados con técnicas de pensamiento divergente fueron capaces de producir el doble de ideas de calidad que los estudiantes que no fueron entrenados en este tipo de técnicas.

Para trabajar en esta fase es importante eliminar los bloqueos del pensamiento divergente. La crítica negativa es un tabú, no es un momento para desarrollar un pensamiento crítico ni escéptico, sino uno imaginativo, lleno de energía y optimismo. Removiendo supuestos, desarticulando esquemas, flexibilizando posiciones y produciendo nuevas conexiones.

Hay que generar con libertad, generar cantidad de opciones, hacer combinaciones, mejorar las ideas, abrir la mente, que la información fluya. Abrir nuevos caminos aunque estos sean insólitos (originales). No se puede temer a decir alguna idea por considerarla ridícula o demasiado simple. Por este motivo, es interesante hacer sesiones con más gente y así aumentar las opciones y los puntos de vista. La cantidad origina calidad. Queremos el más amplio despliegue de perspectivas y enfoques posible, pretender  generar el mayor y más diverso conjunto de ideas que se pueda. Para después converger.

Simplificando (“convergiendo”):

  • Suspender juicios y críticas.

  • Combinar y construir ideas sobre las ideas.

  • Buscar y compartir ideas locas y ridículas.

  • Centrarse en la cantidad (muchas ideas!)

La convergencia:

Después de divertirse con los “gamestormings” (divergencia) toca ponerse serios. Hemos de cambiar nuestro pensamiento y empezar a filtrar la lista de ideas. Necesitamos saber cual de las ideas aporta valor y/o soluciona el problema de la mejor manera.

Para ello recurriremos al juicio de cada una de las ideas producidas en la fase anterior, dándole a las ideas su debida importancia. Aplicaremos un criterio deliberado para revisar, seleccionar, evaluar y refinar las opciones. La selección la crearemos a sabiendas de que algunas ideas pueden necesitar de un desarrollo mayor, no hay ideas tan ridículas o tan simples que no requieran de la debida atención y análisis.

Scott Isaksen y Don treffinger propusieron una guia para converger en  el “Creative Problem Solving: The Basic Course” en el 1985. Y estos tips son los que se deben seguir en el momento de tomar un decisión sobre las ideas originadas por el pensamiento divergente:

  • Ser deliberado y analista.

  • Comprobar los objetivos, que la idea solucione de verdad el problema.

  • Clara intención de mejorar las ideas.

  • Ser asertivo.

  • Y considerar la novedad.

Finalizando. 🙂 La mayoría de personas trabajamos con mucha facilidad en modo convergente, de hecho es lo más sencillo. Pero hemos de hacer un verdadero esfuerzo a la hora de generar alternativas, ponernos en modo divergente. Y aquí es donde se concentra el verdadero equilibrio de la resolución de problemas creativos. Si no tienes una cantidad elevada de alternativas, es muy posible que cuando tomes una decisión tengas menos posibilidades de acertar, y sobre todo, de encontrar la más creativa, innovadora e imaginativa solución!

 

Identifica tu presa – Sesión creativa para identificar y analizar tu cliente potencial

Aquí os dejo una de mis sesiones creativas.  Una sesión creativa diseñada para analizar y definir nuestro cliente potencial. Al final de la sesión se obtiene una información muy valiosa para hacer un estudio más exhaustivo para desarrollar el plan de marketing y/o replantear si nuestros productos están bien enfocados o si se pueden mejorar.

Antecedentes: Esta sesión ha sido diseñada para una empresa que tiene una tecnología desarrollada muy interesante y muy usable por cualquiera, enfocado a uso personal. Pero, esperar cautivar a toda la especie humana es un trabajo difícil y costoso ($$). Y por ello, hay que definir cuál es el cliente que mejor aceptará la tecnología, más rápido e importantísimo, pagará por ella. Y vislumbrar pequeños cambios en nuestro producto para cautivarlos.

La sesión es aplicable para empresas y emprendedores de todo tipo. Sirve para reflexionar sobre nuestro actual cliente, y nuestro producto/servicio.  Para desarrollar planes de marketing, para reflexionar sobre cuál fue/es/será nuestro cliente potencial. Etc.

La sesión tiene 2 partes diferenciadas. La introducción donde siempre recuerdo aspectos importantes para las sesiones e incluye un ejercicio de calentamiento. Y la sesión en si.

  • Introducción: Objetivo de la sesión,  proceso y roles de la sesión, convergencia y divergencia Y un ejercicio de calentamiento. Es el momento de crear el clima y coger confianza para participar activamente. Es posible
  • Debate 1 – Cartas sobre la mesa – Nuestra tecnología: La intención es abrir el debate y compartir puntos de vista sobre la tecnología o producto que se vende. Es un momento dónde presentar el producto desde diferentes perspectivas a todos los miembros del grupo. El  facilitador irá haciendo preguntas para poner encima de la mesa información relevante, provocará reacciones y a la vez moderará el debate.
  • Encendiendo las luces: Esta técnica está enfocada a sacar información de todos los miembros sobre como ve al cliente potencial. Es importante la cantidad y por eso no quiero que compartan en abierto las reflexiones y por ello hago que sea individual, no quisiera que se sintonizaran los argumentos. Es interesante encontrar diferencias entre lo que opinan los miembros del equipo.
  • Primera aproximación: Es momento de converger, después de generar información sobre la tecnología/producto y generar posibles perfiles indirectamente del perfil. Convergemos con la fórmula. Abriremos debate y compartiremos estas frases.
  • Haz tu persona: Con esta técnica aún convergemos más, porque con toda la información originada hasta el momento creamos una persona que cumpla los criterios encontrados durante la sesión. Ahora, en esta parte de la sesión ya tenemos algunos perfiles candidatos a ser clientes potenciales.
  • Mapa de empatía: Con esta técnica volvemos a generar más información, nos ponemos en modo divergente y damos vida a las personas creadas en el ejercicio anterior.
  • Segunda aproximación: Después de el recorrido hacemos el esfuerzo de redefinir o reforzar el perfil del cliente potencial.
  • DEBATE 2 – Cartas sobre la mesa – Nuestro cliente: Abrimos de nuevo un debate y ponemos puntos de vista en común intentamos crear consenso de quien puede ser el cliente potencial.
  • Diseña la caja: Una vez consensuada la opinión de nuestro cliente potencial, diseñaremos el producto para el. De este modo reflexionamos sobre nuestro producto, empresa, mensaje, imagen, etc. Que verá nuestro producto potencial y abre una nueva reflexión sobre en que aspectos podemos mejorar para cautivar a nuestro cliente potencial.

Decir que la sesión y las técnicas están enfocadas a un determinado equipo de trabajo, dónde tengo en cuenta el número y el nivel de “oxidación creativa” y el problema/reto/objetivo a resolver . Esta sesión está hecha a medida para una empresa en concreto. Y me disculparéis si no ha sido muy explicada al detalle toda la sesión. Es un post y no me puedo enrollar mucho. Para más información.

Con la información generada en esta sesión queda hacer un estudio de mercado. Que confirmaría nuestro cliente potencial, o no.

 

5 pasos para crear una cultura innovadora y creativa en la empresa. Sin traumas y con alegría!

Este post explica de que modo y que pasos debería tomar la empresa para transformar una empresa o organización instaurada en metodologías del siglo XVIII y llevarlas al presente/futuro de lo que una empresa debe ser. Innovadora y creativa. Por supuesto, desde mi punto de vista.

Brotes verdes

Los tiempos cambian y las personas cambian, la empresa no solo debe apreciar estos cambios en el exterior y ver la realidad como un cambio únicamente en el consumidor o cliente. Sino que la empresa está compuesta por personas. Y estas también han cambiado. Transformar, renovar e instaurar una nueva cultura hace de la empresa que rebrote con más apetito para afrontar este nuevo panorama dinámico, complejo y hostil.

Los pasos para crear en la empresa una cultura innovadora y creativa son:

  1. Es fundamental el compromiso del jefe (CEO), para que una organización logre transformarse, es él quien ha de confiar de que la innovación y la creatividad es la solución para seguir aportando valor a la empresa. El jefe ha de comunicar al consejo y  directivos principales el deseo de transformar la organización, consiguiendo una alianza con la mayoría  y que respalde la idea. El CEO ha de considerar que las ideas de todo el personal pueden AYUDAR a tomar decisiones importantes.  Y estar dispuesto, como no, a asignar recursos para las buenas ideas y no ser solo aportaciones simpáticas, si no soluciones llevadas a la práctica.

  2. Definición y puesta en marcha de un plan interno de comunicación de la innovación. Hay que comunicar al resto de la organización del cambio de cultura. Dejar claro cómo funcionaba la empresa antes y como va a funcionar próximamente.

  3. En este paso hay que intentar, a los posibles inhibidores de la nueva cultura, eliminarlos o transformarlos. Pueden ser procesos, personas con sus pensamientos, etc. Es importante identificarlos y poner remedio. Por otro lado, hay que poner en marcha los motivadores, más que recompensar directamente, lo ideal es motivar a los trabajadores ( Combustible para tu empresa ), tomar las ideas del trabajador en si es motivador.

  4. Adoptar un proceso o modelo de innovación. Yo soy de la opinión de que hay empresas que no pueden, ni deben adoptar ningún modelo ya establecido, sino que deben adaptar o crear uno a medida para su empresa. Formar  a los trabajadores en innovación y técnicas creativas o con ayuda externa. Y crear un grupo de trabajo para diseñar el proceso creativo-innovador de la empresa. El grupo debería tener presencia de todos los ámbitos y niveles jerárquicos. Siempre y cuando la configuración de la empresa lo permita.

    1. Libertad de acción, el equipo tiene que dar su opinión y ser muy influyente en el momento de escoger el camino más ideal.

    2. Creación de un sistema para la gestión de ideas o acoger los que ya hay definidos. Organizar grupos creativos.

    3. La creatividad verla aplicada en dirección, tienen que comprometerse con la nueva cultura y creer.

  5. Y por último y muy importante es el enfoque. La nueva cultura ha de estar orientada a la obtención de resultados concretos, plantear retos y que se solucionen. Evaluar el proceso y alimentar el proceso con historias de éxito y aprendizaje de lo que no acaba de funcionar para seguir trabajando en la dirección de superarlo.

Sí, lo se! Es difícil,  es imposible, es… bueno, si esa ha sido tu primera reacción te recomiendo que veas este post, y descubrirás que no estás solo con tus miedos. De hecho estás identificado! Difícil es tocar el piano con los pies, y hay quien lo hace.

Si por el contrario este post te anima a intentarlo y necesitas ayuda, no dudes en ponerte en contacto.

 

Innovación en el hotel 1 de 2 – Panorama visto desde un fregaperolas

Este post y el siguiente están claramente enfocados a incentivar de alguna manera al sector turístico a innovar. Para mi este post, en concreto, tiene cierta carga emocional, ya qué, el que aparece en la foto es mi padre, y en cierta manera es un homenaje a mi entorno más cercano: familiar, amistades y territorio. Soy de una población costera donde el modus vivendi se centra en el turismo, y como se puede discernir conozco la trastienda del sector muy profundamente. Lo que viene a continuación es una lectura personal además de, como no, cierta documentación.

innovación hotelera 1

El sector hotelero está saturado, cada vez hay más hoteles, y eso hace, que haya una sobreoferta de plazas hoteleras, lo cuál hace complejo competir. Los competidores tienen a golpe de click toda la información sobre su competencia, al igual que los clientes, teniendo así información transparente sobre los productos que ofrecen. Los clientes no encuentran fácilmente diferenciación ni más valor entre muchos hoteles, ya sólo buscan la diferencia en el precio. Y es fácil de percibir que el “producto” hotelero es menos rentable que ayer. Parece obvio si de la única manera en la que compites es con el precio.

Las relucientes estrellas que disponen en la puerta de los hoteles, a día de hoy, no son una guía fiable que refleje de forma clara el valor entre las distintas categorías. Desde el punto de vista de un turista ¿Cuál es la diferencia entre un hotel de 3 estrellas y uno de 4 estrellas?.¿Precio?¿Servicios?¿Calidad de la comida? Como turista, ni idea, no hay norma. Muchos hostales que no entran siquiera en la categoría de hotel, se confunden ofreciendo prácticamente los mismos servicios que los hoteles y a menudo los hostales le ganan la partida a los hoteles. Y esto ocurre porque el cliente no sólo valora el producto sino también la experiencia, el cómo le cuidan, el encanto del hostal, el precio/calidad, etc.

Cocinero experto

El canal de distribución, para llegar al cliente, para hacer la reserva, para transformarlo en beneficios, dispone de un poder de negociación tal, que somete al hotelero a precios de risa y todo ello empuja a pérdida de calidad, disimulada por algún nuevo retoque en la recepción, a lo que a decoración se refiere. Y es más, el hotel no puede desvincularse de dicho canal, a riesgo de perder estrepitosamente el volumen de ventas. El sector hotelero (incluyendo todo el ecosistema, no sólo al empresario)  pide a gritos mover ficha, algo nuevo, a eso se le llama INNOVAR. Si el hotelero se parara a reflexionar el valor de la inversión en crear un nuevo canal de distribución o mejorarlo y no depender del habitual. Podría observar el retorno de esa inversión a corto-medio plazo. Ejemplo. Booking les cobra comisión a los hoteles por reserva. Contabilizar la comisión cobrada por booking versus campañas de marketing on-line propias. Podría ser un ejercicio interesante para ver las ventajas de hacer las cosas un poco diferentes.

Tiempo atrás, apuntarse a la moda hotelera era fácil porque la rentabilidad era atractiva y las barreras de entrada eran bajas. Se requería poco conocimiento para entrar en el negocio. Los nuevos hoteleros, muchos especuladores, contribuyeron a la desprofesionalización del sector con propuestas de gestión poco profesionales. Llegaron los tiempos de sobreoferta hotelera y la “comoditización“ de una gran mayoría de hoteles (“El término específico de commodity se utiliza sólo para los bienes. Se utiliza para describir un tipo de bienes para los cuales existe demanda, pero que es satisfecha sin una diferenciación cualitativa a lo largo del mercado”.)

Los hoteleros eran (y son) buenos gestionando desde la perspectiva financiera, pero quizá demasiado. ¿Como sacar más beneficio de los hoteles? Bajar el precio más que la competencia y otras, subirlo demasiado, según el momento. Sacar mayor rentabilidad por cada habitación disponible en el mejor momento. El Overbooking! un buen invento para maximizar el beneficio en detrimento del cliente. En definitiva una gestión a través de los números y los ratios que se imponía (e impone) a las personas. Se posterga al cliente y también al empleado.

Muchas veces escucho en mi entorno ideas novedosas, muy aplicables al sector, pero que surgen de la parte baja del organigrama, cosas que para gente que lleva 30 años trabajando en el sector, no son más que apuntes de sentido común, pero que no llegan a dirección, ya sea, porque estos empleados no se sienten con la libertad o porque nunca han sido preguntados.  El sector hotelero debe adoptar estrategias de innovación constante.  Tiene que reinventarse  a menudo y para ello necesita hacerlo con y para personas.

Una vez explicado un poco el panorama en el próximo post trataremos más de cerca la innovación como tal.

 

 

Las 6 fases del plan estratégico + los 10 riesgos que nos enfrentamos si no tenemos plan! … 2×1! estamos qué lo tiramos oiga!

Y eso que yo era un poco reticente a títulos de post en plan… las “x” formas de… Pero me dejé ir por el entusiasmo y la ilusión de que los lectores se sientan más atraídos por este tipo de títulos y se animen a compartirlos. E hice un 2×1! 😉

Bien, a lo que vamos, el plan estratégico es una herramienta indispensable para conducir adecuadamente todo tipo de empresas desde las más grandes a las más pequeñas. Según los análisis que ser realizan se definen las líneas básicas donde la empresa debe trabajar en los próximos años por tal de potenciar sus puntos fuertes, mejorar los puntos débiles, aprovechar las oportunidades y evitar las amenazas. Y en este plan se definen los objetivos generales de la organización, sobre los cuales se van a diseñar los planes de acción.

En definitiva, el plan estratégico analiza los escenarios para detectar oportunidades y riesgos, define una visión de futuro para fijar rumbo, se seleccionan las estrategias o caminos que van a seguir para unir el presente con el futuro deseado, se enfoca una misión para la empresa, diseña la estructura más adecuada para la misión y prepara el plan de acción con sus objetivos y cronogramas para cada componente de la organización.

Con el párrafo anterior se vislumbra las seis fases para realizar un plan estratégico, que son:

  1. Analizar los escenarios: Esta fase consiste en estudiar las circunstancias que rodean la empresa para detectar las oportunidades y anticiparse a los riesgos. El mundo cambia de manera acelerada y, por ello, es necesario conocer en qué se modifican los escenarios donde interactúan las personas, las organizaciones y la empresa.

  2. Formular una visión de futuro: “hacia dónde vamos!” Es importante definir un destino al que querer dirigirse. La visión  ayudará a desarrollar conductas proactivas, creativas e innovadoras en el equipo y, con estas, hacer frente a los desafíos que se encontrará la empresa por el camino para llegar a su meta.

  3. Seleccionar las estrategias más adecuadas: Estrategia, camino, travesia, senda, ruta, trayecto… son sinónimos de lo que será el medio para conseguir llegar al destino, destino que la empresa identifica en su visión. Cómo en la vida real, siempre existe más de una vía para alcanzar el destino, la meta propuesta. Y si tenemos un solo camino… “Houston tenemos un problema”. Por lo tanto, hay que intentar definir más de una estrategia y entre ellas, elegir las más convenientes, en función de la visión, el tiempo disponible, los recursos necesarios y las oportunidades y los riesgos de cada alternativa.

  4. Asignar una misión: “¿Que haremos? y ¿Dónde lo haremos?” son las preguntas que responde la misión. La misión es el resultado de una visión previa que indica hacia dónde desean dirigirse y de la elección de determinadas estrategias que permitirán alcanzar las metas definidas.

  5. Diseñar una estructura adecuada: La empresa debe tener una estructura adecuada a la misión asignada. Procesos, recursos humanos, etc.

  6. Preparar el plan de acción: Se definen los objetivos asignados a cada persona y a cada departamento, se obtienen y se asignan los recursos (humanos, materiales, tecnológicos y económicos), se ponen en marcha las actividades y se monitorean.

    Equipo planeando

Es importante remarcar, en mi opinión, que el plan estratégico se debe hacer desde un punto de vista creativo, es decir, no encontraréis vuestro plan estratégico buscando en google: “plan estratégico para empresa textil”, por ejemplo. Se debe invitar a miembros de la empresa a participar en estas fases, y no solo hablamos de jefes intermedios y/o jefes de departamento, sino a miembros que no pertenecen a la jerarquía, pero que son fieles observadores de la situación tanto interna como externa, se trata de democratizar la inteligencia colectiva y conocer la realidad.  Y como no, un “facilitador” que mediante técnicas creativas bombee información e ideas de los participantes. Pudiendo ser  alguien de la empresa capacitado o uno externo (se me ocurre uno de confianza).

Y ¿Qué riesgos afrontaremos sin líneas estratégicas definidas?:

  1. Actuar sin rumbo, sin sentido del futuro y sin tener claros qué objetivos ni como llegar a ellos.

  2. Dificultad en la toma de decisiones, en la medida que no contamos con un marco de actuación.

  3. Centrarse  en hacer las cosas, que ya dominamos, de forma más adecuadas  y no en las cuestiones más importantes.

  4. No tener claro cuales son las ventajas competitivas ni como poder diferenciarse.

  5. Ser excesivamente reactivos, sin anticipación en las acciones.

  6. Dependencia del entorno (competidores, clientes, proveedores…).

  7. No utilizar los recursos con eficiencia.

  8. No tener claro hacia donde va la empresa, ni cual es o será nuestro posicionamiento.

  9. No disponer de un proyecto compartido donde se involucren las personas de la organización con un objetivo común.

  10. Y padecer un deterioro lento e incontrolado.

El planeamiento estratégico es un sistema de liderazgo que se inicia con una visión sobre el destino al que una empresa desea dirigirse y luego selecciona y pone en marcha las estrategias que posibilitarán trasladarse desde la situación actual hasta esa otra que buscan alcanzar en un futuro determinado.

El simple hecho de plantearse, el hacer o no, un plan estratégico ayuda a reflexionar la importancia de este. Y practicándolo aunque sea en petit comité encontrar en el proceso nuevas maneras de hacer, nuevos servicios, nuevos productos y en definitiva innovar.