Hasta las flores de plástico se marchitan

Los padres tenemos que estar para eso, para recordarles lo importante que es vivir el momento y, sobre todo, disfrutarlo juntos.