5 usos. Pensamiento creativo, para que sirve y para que se usa.

Hace ya un tiempo, en mi periodo como autónomo, ofreciendo mis servicios como consultor de creatividad e innovación y Creative problem Solver, con teléfono en mano, contactando con un posible cliente me dijo “pero si aquí no hacemos diseños ni pintamos cuadros!”. Era una inmobiliaria de la COSTA más BRAVA, dónde os podéis imaginar el nivel de competencia y de las posibles necesidades creativas que podrían tener. Parte de mi trabajo, muchas veces altruista, era puramente divulgativo.

Afortunadamente, la cultura del pensamiento está empezando a cambiar en el mundo de los negocios y también en otras actividades. Ya se empieza a pasar de un pensamiento puramente reactivo basado totalmente en la información, el análisis y la discusión a un pensamiento pro-activo, y para ello, necesitando la creatividad, además de la información, el análisis y la discusión, valga redundancia.

navaja-suiza

Según Edward de Bono en su libro el pensamiento creativo propone una clasificación de usos del pensamiento creativo, que usaré para exponer el contenido de este post. Pueden haber más aplicaciones de la creatividad igualmente válidos pero él expone los siguientes, que pueden englobar muchos tipos:

El perfeccionamiento o la mejora.

Este es una de las aplicaciones más habituales del pensamiento creativo. Se puede aplicar a cualquier cosa que estemos haciendo. Pero cuándo utilizamos el término “mejora” nos referimos también a menor costo, menor tiempo, menos errores, menos consumo de energía, menor contaminación, mejorar de experiencia del usuario, materiales más baratos, más simple…

Se parte con la actitud de que al examinar cualquier procedimiento o método se apuesta que podría haber otro mejor. Y de ahí, buscar esas posibles alternativas creativas para siempre perfeccionar o mejorar nuestros procedimientos, servicios, productos, etc.

Ya existe un cierto reconocimiento del valor de la búsqueda de nuevos procedimientos para mejorar. Pero habitualmente nos fijamos y nos centramos sólo en los fallos o problemas, que está bien, pero también es interesante examinarlo como un todo. De hecho, cuando hay fallos, los métodos lógicos de resolución de problemas suelen ser más que suficientes para eliminarlos, sin necesidad de creatividad. La eliminación de fallos o defectos es sólo un pequeña parte del proceso del perfeccionamiento y además nos puede limitar nuestra visión externa. Por ejemplo, es cómo si una empresa que fabrica ratones para ordenador aún estuviera concentrado en resolver la precisión o cómo limpiar la bola de lo antiguos ratones, cuándo esa tecnología ya no está presente ni el usuario la quiere. Lo cuál, al hacer un análisis más general en la búsqueda del perfeccionamiento se pueden introducir mejoras basándose en la experiencia, nuevas tecnologías, nueva información, el análisis y la lógica, pero de un todo.


La resolución de problemas.

Los problemas creativos provienen del mundo que nos rodea, de nuestros competidores o de “accidentes” o defectos en nuestros propios sistemas, por ejemplo.

Es ya una típica aplicación del pensamiento creativo, la resolución de problemas. Cuando los procedimientos estándar ya no ofrecen una solución hay que recurrir a la creatividad para buscar una solución, y aunque el procedimiento corriente ofreciera una solución, siempre tendrá sentido aplicar pensamiento creativo para buscar otras posibles soluciones, que quizás sean mejores, ya que nada te asegura ni que el procedimiento ni que la primera solución sean lo mejor.

Para la resolución de problemas existen dos enfoques: el analítico y el de diseño. Obviamente, el enfoque basado en el diseño requiere pensamiento creativo por el simple hecho de empezar de la nada. Pero incluso, la orientación analítica puede necesitar del razonamiento creativo para darle enfoques diferentes al análisis e imaginar posibles alternativas partiendo del análisis de una misma información.

*Otra manera de resolver problemas son evitándolos, en vez de buscar la solución, podemos ir a la raíz de dicho problema, ver cuando se produce y evitarlo. Hay gente que pierde las llaves, pues rediseñemos para que no se necesiten llaves para abrir la puerta.


Valor y oportunidad

Érase una vez, cuando la eficiencia y la resolución de problemas era suficiente… esos tiempos tan felices ya pasaron y hoy en día esas dos condiciones son apenas básicas. Ahora, para que una empresa siga sobreviviendo en este mundo caótico deben pensar en qué nuevos productos y servicios pueden crear, cómo pueden generar valor agregado, cómo deberían ser los nuevos mercados o segmentos de mercado, que nuevos canales de comunicación usar, etc.

Siempre se puede ir a rebufo, y muchas veces no es una mala estrategia, diseñar productos perecidos a los existentes o adoptar nuevos sistemas de mejora ya probados por otros, tecnologías en el mercado, etc. Todas estas estrategias son válidas y con mucho menor riesgo que ir rompiendo el hielo. Pero, ¿Por qué ser segundo o tercero o del montón cuándo se puede ser el primero? Es una cuestión de ADN, cultura de la empresa. Una empresa competente y bien dirigida debería tener este tipo de posibilidades, cómo saber aprovechar bienes que no se utilizan, el talento del capital humano o proveedores innovadores, por ejemplo, que sólo esperan que el pensamiento creativo los ponga en funcionamiento.

La generación de oportunidades requiere de pensamiento creativo. Nuevos valores es igual a nuevos conceptos y las ideas no caen del cielo, se han de ir a buscar. Si sólo se limitan a esperar que se presente una oportunidad, siempre serán del montón. Pero si ponen en marcha la capacidad creativa, pasarán al frente. Hay muchas empresas que son excelentes para producir objetos pero se quedan cortas para generar esos nuevos conceptos.


El futuro (Visión)

Para imaginar sobre el futuro es necesario pensar. Nunca tenemos suficiente información sobre el futuro, hacia dónde vamos, y es por eso que se necesita el pensamiento creativo para preveer las consecuencias de posibles acciones que tomemos en el presente e imaginar posibles alternativas de las consecuencias y de las acciones a tomar respecto a estas.

Las estrategias a futuro forman parte del diseño creativo, el diseño, ofrece las posibilidades, y la información y la lógica son partes fundamentales para su evaluación.

Se cree, que elaborar una estrategia consiste en un proceso de deducción teniendo en cuenta que las diversas posibilidades se dan por pura sensatez o lógica. Pero para elaborar estrategias se necesita poder generar mediante creatividad más cantidad de posibilidades y maneras de enfrentarse a posibilidades fuera de la lógica. Una estrategia concreta podría ser descartada por una evaluación lógica de una información, pero con un enfoque creativo de esa misma información podría convertirse en una buena estrategia, modificándola creativamente, ya que disminuiría que la competencia se adelantará.


Creatividad para la Motivación

Cómo ya comenté en otro post, Combustible para tu empresa – La motivación, la creatividad y la innovación,  la creatividad es un poderoso factor de motivación. La creatividad estimula y transmite la esperanza de encontrar una buena idea y que tenga valor y eso forma parte de la cultura de la organización.

Una empresa con cultura creativa y que apueste por la creatividad brinda a todos la posibilidad de alcanzar logros, de hacer la vida más divertida y más interesante. Y aún no consiguiendo resultados concretos mediante la creatividad, los aspectos motivadores se conservan.


Para finalizar. He usado esta clasificación de usos del pensamiento creativo como podría haber usado otro, ya que encuentro, que aún intentando dar una visión objetiva no deja de ser subjetiva, ya que se pueden mezclar o confundir aplicaciones de uso como futuro y oportunidades o problemas. Espero que haya sido de vuestro interés y hasta la próxima. Gracias!

Anuncios

Divergencia y convergencia – El yin y el yang de la creatividad y la innovación

Tener conciencia de estos dos tipos de pensamiento y mantener el equilibrio entre estos, me parece una cuestión imprescindible para la búsqueda de ideas y soluciones para problemas creativos. Un problema creativo es aquel que requiere de creatividad para ser solucionado. Si el problema lo puedes resolver utilizando una fórmula o buscando en el oráculo google, no es un problema creativo. Aunque tener conciencia de los tipos de pensamiento te ayudará a resolver todo tipo de problemas, los que no son creativos también (Yo lo uso en el trivial cuando juego en equipo).

161973-yin-yangTodos los días practicamos este equilibrio, tenemos (o generamos) una cantidad de opciones (un armario lleno de ropa). Valoramos las opciones y tomamos decisiones (elegimos el conjunto que ponernos según el tiempo y el color de nuestros ojos). Divergencia → cantidad de opciones ; Convergencia → Valorar las opciones y tomar decisiones.

Para poder encontrar las ideas o soluciones a los problemas, es importante conocer este equilibrio y trabajar ambos pensamientos por separado para ser más efectivos.

Trabajar la divergencia:

En los años 70, Dr. Sidney J. Parnes  realizó una serie de estudios de investigación en las que demostró, que los estudiantes entrenados con técnicas de pensamiento divergente fueron capaces de producir el doble de ideas de calidad que los estudiantes que no fueron entrenados en este tipo de técnicas.

Para trabajar en esta fase es importante eliminar los bloqueos del pensamiento divergente. La crítica negativa es un tabú, no es un momento para desarrollar un pensamiento crítico ni escéptico, sino uno imaginativo, lleno de energía y optimismo. Removiendo supuestos, desarticulando esquemas, flexibilizando posiciones y produciendo nuevas conexiones.

Hay que generar con libertad, generar cantidad de opciones, hacer combinaciones, mejorar las ideas, abrir la mente, que la información fluya. Abrir nuevos caminos aunque estos sean insólitos (originales). No se puede temer a decir alguna idea por considerarla ridícula o demasiado simple. Por este motivo, es interesante hacer sesiones con más gente y así aumentar las opciones y los puntos de vista. La cantidad origina calidad. Queremos el más amplio despliegue de perspectivas y enfoques posible, pretender  generar el mayor y más diverso conjunto de ideas que se pueda. Para después converger.

Simplificando (“convergiendo”):

  • Suspender juicios y críticas.

  • Combinar y construir ideas sobre las ideas.

  • Buscar y compartir ideas locas y ridículas.

  • Centrarse en la cantidad (muchas ideas!)

La convergencia:

Después de divertirse con los “gamestormings” (divergencia) toca ponerse serios. Hemos de cambiar nuestro pensamiento y empezar a filtrar la lista de ideas. Necesitamos saber cual de las ideas aporta valor y/o soluciona el problema de la mejor manera.

Para ello recurriremos al juicio de cada una de las ideas producidas en la fase anterior, dándole a las ideas su debida importancia. Aplicaremos un criterio deliberado para revisar, seleccionar, evaluar y refinar las opciones. La selección la crearemos a sabiendas de que algunas ideas pueden necesitar de un desarrollo mayor, no hay ideas tan ridículas o tan simples que no requieran de la debida atención y análisis.

Scott Isaksen y Don treffinger propusieron una guia para converger en  el “Creative Problem Solving: The Basic Course” en el 1985. Y estos tips son los que se deben seguir en el momento de tomar un decisión sobre las ideas originadas por el pensamiento divergente:

  • Ser deliberado y analista.

  • Comprobar los objetivos, que la idea solucione de verdad el problema.

  • Clara intención de mejorar las ideas.

  • Ser asertivo.

  • Y considerar la novedad.

Finalizando. 🙂 La mayoría de personas trabajamos con mucha facilidad en modo convergente, de hecho es lo más sencillo. Pero hemos de hacer un verdadero esfuerzo a la hora de generar alternativas, ponernos en modo divergente. Y aquí es donde se concentra el verdadero equilibrio de la resolución de problemas creativos. Si no tienes una cantidad elevada de alternativas, es muy posible que cuando tomes una decisión tengas menos posibilidades de acertar, y sobre todo, de encontrar la más creativa, innovadora e imaginativa solución!