Los 5 ingredientes para hacer un wearable al punto de sal.

Este post es una guía muy escueta de los componentes que conforman, prácticamente, cualquier dispositivo wearable. Servirá para aproximarse y tener conocimientos básicos para el desarrollo de dispositivos wearable.

Wearable-tech11

Si quisiéramos y pudiéramos dar un  pasito más conformando un equipo para el desarrollo de algo más serio, necesitaríamos en nuestra cocina. Un Jefe de partida de Hardware y otro de firmware, este se encargaría de programar el hardware (a veces se solapan los “rolles” de los cocineros de hardware-firmware y son la misma persona). Otro encargado del software, en caso de que se desarrollara alguna app, que entendiera de internet, apis, bases de datos, comunicación wireless, etc. Diseño industrial encargado de los “cases” lavables o extraíbles con facilidad. Un diseñador de joyas, moda, gafas, etc. (según el sector que estuvieras apuntando)  y un “integrator”con funciones de project manager, pero en el taller, un perfil más cercano al inventor,  artesano con toda la experiencia posible sobre wearables, que sepa coser, manejar una dremel, soldar, programar, un perfil multidisciplinar, creativo y resolutivo. Puestos a pedir… 🙂

1 – El cerebro:

El cerebro del wearable, será el centro neurálgico, el microcontrolador. Hay varias plataformas de hardware, de hecho, casi todos los fabricantes se están apuntando a generar este tipo de plataformas con los IOT ( internet of things ) ya que los requisitos suelen ser muy parecidos. Intel Edison, Arduino Flora , con freescale y muchos más.

En definitiva, según los requisitos del proyecto, número de entradas y salidas, necesidades de comunicación para sensores y módulos (SPI, I2C, UART…) e IDE con librerías (entorno de desarrollo) serían los más importantes.

2 –  Sensores:

Son los encargados de recoger la información del ambiente y/o del usuario (wearables). Botones, Sensores de luz, de temperatura exterior, tejido conductivo, movimiento con accelerómetros, de ubicación con GPS, de sonido, sensores de frecuencia cardíaca (ECG), de ondas cerebrales (EEG), temperatura del cuerpo y sensores que faltan listar,  por adaptar y crear para el mundo wearables.

3 – Conexión:

Sin duda alguna, parte fundamental de la mayoría de wearables. La conectividad,  como conectamos nuestro dispositivo a internet, a otros dispositivos o a smartphones. Ha de ser #wireless, perdería encanto wearable si nos tuviéramos que conectar con cables teniendo a nuestra disposición wifi, bluetooth, NFC y otros. En el momento de decidir que tipo de conexión es la que debemos usar tengamos en cuenta la aplicación, al cliente, la distancia y la velocidad de transmisión.

Apuntar que muchas de las plataformas enfocadas a wearables e IOT ya llevan módulos integrados de comunicación wireless, al igual que hay módulos de comunicación que tienen integrados microcontroladores.

4 – Actuadores:

Lo mismo que los sensores pero al revés. Son los que alteran de algún modo el medio  y/o el usuario. Leds, motores, tejidos calefactables, altavoces, etc. Son los encargados de reaccionar  ,los que hacen que algo suceda ante lo leído por los sensores y procesado.

5 – Fuente de energía:

Y como vamos a alimentar nuestro wearable?, Es parte fundamental del proyecto considerar, con mimo, cuál será la fuente de energía que abastecerá nuestro dispositivo. Las más habituales suelen ser las baterías, en el mercado disponemos de un gran abanico de tamaños, capacidades (mAh) y tipos. Para elegir el tipo de batería piensa en tus actuadores, principalmente, suelen ser los que más consumen y batalla con su tamaño para integrarlo en tu sistema.

Me gustaría remarcar que la integración, a mi parecer, es parte fundamental del éxito de un wearable. Llevar una smarthphone o una caja de plástico pegada al cuerpo no es wearable. El wearable no debe suponer un esfuerzo extra usarlo. Y de ahí la importancia de la integración. Y es en este punto, donde todos los perfiles deben converger y trabajar juntos para conseguir la integración perfecta.

 

Primera entrega de la serie “Fuera de la zona”. Tips para emprendedores.

Fuera de la zona de confort! La verdad, una situación digna de serie y creo que a todos los emprendedores nos encantaría ver una buena serie de emprendimiento repleto de fracasos, de esos de no poder pagar ni el alquiler … 🙂

serie_tv

Pero aún no la he encontrado! Así que os cuento, Fuera de la zona de confort, desde que decidí salir del cobijo de las nóminas de empresa a ser un autónomo, consultor, freelance… Ya hacía tiempo que mi cuerpo lo pedía y así decidí hacer. Ya son casi, 2 años. 2 años pagando autónomos, que no es lo mismo que decir que soy freelance cobrando el “subsidio”.  😉

La intención era poder aprender por la vía rápida muchos aspectos de la empresa, para cuando volver al sistema, hacerlo con otro punto de vista y poder aportar mucho más.  La verdad, considero que es una experiencia muy aconsejable por un lado, pero muy difícil por otro.

Durante este tiempo he aprendido muchísimo, no solo de mi andadura en solitario y continua auto-formación. Si no  de mis clientes que han sido y son una fuente importantísima de aprendizaje, todos de diferentes sectores, que además era uno de mis objetivos, ofrecer innovación y  soluciones para cualquier tipo de empresa, yo pongo la metodología y ellos el know how de su sector.

Mi enfoque desde el principio fué dar soporte a PYMES y startups. Lo cuál me ha dado un enfoque bastante particular del tejido empresarial de ese tamaño y en especial de mi zona geográfica. Y he sacado algunos tips que me gustaría compartir para quien les pudiera hacer uso.

Primera entrega:

  • Pasito a pasito: Primero A, después B, paralelamente C y D, luego E y finalmente F. Ya sabemos que es muy difícil que el plan se cumpla con exactitud, prácticamente imposible, pero marca como mínimo, un orden. Ayudará a saber en qué punto estás y que pasos necesitas para llegar al objetivo, no te mientas en tiempo ni recursos.
  • Sin libertad financiera es muy difícil innovar: No puedo decir que es imposible, pero me atrevo a confirmar que es muy difícil, buscamos la manera de hacerlo barato y ágil. Pero nos encontrábamos con un freno que limitaba el alcance de dicha innovación, no había presupuesto para lanzarlo con todas sus consecuencias.
  • No esperes al último minuto: Van bien las cosas, ok! ¿estás atento para innovar de manera pro-activa y no reactiva?
  • Pivotar no es hacer promociones y ofertas: Si hiciste un business plan y en los primeros meses no se corresponden las previsiones proyectadas. (“el papel lo aguanta todo”) Pivota! Pivota! y Pivota!. A veces, la manera de pivotar, además de sentido común, es hacer promociones y vender tu producto o servicio más barato de lo que vale. Y sí, quizás factures más respecto a cuando no tenias estas promociones, pero ya te has cargado el margen y es cuestión de tiempo. Súmale valor, haz que el cliente le de valor a tu oferta.
  • Lo primero. Vende!: Es una de las cosas que he aprendido, y me parece muy interesante, tienes una idea, haz el producto mínimo viable y véndelo. Una vez vendido ya todo es un poco más fácil.
  • Valora tu equipo: Hay que tener muy en cuenta la diferencia de lo que tienes, lo que crees que tienes y lo que te gustaría tener. En cuanto equipo, ya sea, equipo humano o maquinaria. Y se totalmente sincero contigo mismo. Creer que tienes 50 litros de agua para atravesar el desierto y luego no tenerlos, es evidente el final de la historia.
  • El disfraz! la imagen: Vigila tu imagen, tu peinado, la montura de las gafas, tu ropa, tus zapatos, tus calcetines, tu smartphone, tu laptop, tu acento, tus palabras cada día y para cada persona con la que vayas a dirigirte. Partiendo de que eres tu quien busca clientes.
  • Comunicación y márketing On line Vs Off line: El equilibrio es importantísimo, centrarse en exceso en una de ellas es dónde radica el error. Está claro, que dependiendo del modelo de negocio y/o del producto la balanza se decante para uno de los 2 modos. Pero, indirectamente, siempre la estrategia ha de contemplar los dos mundos el On y el Off.
  • Emprende si tienes lo que has de tener: Son muchas cosas lo que necesitas para emprender, no voy a hacer una lista, infórmate bien de lo que necesitas. Una de ellas, es dinero, ya sea tuyo o no. Sin dinero, no hay emprendimiento con éxito.
  • Si tu isla del éxito ya la has visto: Visualiza el final del trayecto, ves hacia allí y no te desvíes si quieres mantener los tiempos. Cualquier desviación en el proyecto afecta directamente en el lead time. Está claro, que se pueden hacer mejoras o rectificaciones de requisitos, pero si tienes un problema de tiempo. Saca tu primera versión de producto, valídala, y si es exitosa, haz la segunda versión.
  • Despedirse “hasta pronto” del proyecto: Que difícil es despedirte de tu proyecto, lo concebiste, lo visualizaste, lo mimaste, te quitaste de comer para dárselo todo, pero hay un momento que hay que despedirse y finalizar. Y hay que hacerlo de la mejor manera pero del modo más rápido posible. De aquí, saqué una reflexión muy interesante e importante. Cambia de tendencia o positiviza la pendiente. Si bajas muy rápido baja más lento, para o sube.

Estos son algunos de los tips que he ido coleccionando durante este tiempo fuera de la zona de confort. Seguramente parecen obviedades y báicos, pero lo que sí que puedo decir es que están testeados y son, sobre todo, muy sinceros, no para simplemente llenar este post.

 

Creatividad romántica, incrementar la creatividad en parejas.

Cómo ser más creativos en las relaciones de pareja, jeje! Es broma. No voy a escribir cómo ser más creativos en las relaciones de pareja, aunque seguramente algo se puede aprovechar de este post para ello. En este post hablaré de la creatividad trabajada en pareja, pueden ser enamorados o no, es solo un título “transgresor” más para llamar la atención! 😉pareja-feliz

A día de hoy, el pensamiento en solitario es todavía esencial, el poder inventivo del individuo es aún el corazón del organismo inventivo. Todos conocemos a personas que por su temperamento precisan de soledad para un mejor trabajo de creación (a mi me pasa). Pero la verdad, es que, la mayoría de individuos pueden conseguir un mayor resultado creador si se asocian con la persona adecuada (y un buen método), porque la colaboración tiende a acelerar el esfuerzo y también a impulsar el poder instintivo de asociación que cada individuo posee. A modo individual, debemos dejar por sentado un principio, y es que, nuestro torrente de ideas debe ser estimulado por todas las influencias a nuestro alcance y trabajar en pareja es una de ellas.

Compañeros que congenian trabajando con un mismo espíritu al mismo tiempo que se distraen, que puede parecer algo malo de primeras, pueden contagiarse mutuamente la creatividad, de forma que la de uno haga superarse a la del otro. Y la crítica desde el “compadreo” es un buen incentivo, por qué generalmente es espontánea.

La imaginación sin juicio es peor que lo creado con juicio sin imaginación. Por ello es interesante conocer técnicas sobre el proceso creativo y aplicar juicio e imaginación  a su debido tiempo.

Pero no todo va a ser de color de rosa! Se advierte peligro en el trabajo en pareja! Por ejemplo, uno de ellos puede anular el poder creador del otro. Un “jefe”, que no suele aceptar los errores, trabajando en pareja con un empleado, el empleado tenderá a encontrar respuestas muy en línea con las de su jefe, o más le vale! O en un par de compañeros, si uno de ellos tiene fe en su socio, es fácil que su instinto le diga. “no hay razón para esforzarse demasiado, él pensará en la respuesta”. (eso es trampa! y se me ocurre para evitarlo, una pura competición, quién aporte más cantidad de ideas, por ejemplo, sea invitado por el otro a comer después de la sesión, ¿hay reto?)

Ante todo, en parejas y/o en equipos , si lo que estamos buscando son soluciones, debemos abstenernos a cualquier discusión, que casi siempre suele ser destructora.

Como es natural, para iniciar cualquier tipo de tarea en equipo es indispensable asociarse con alguien en estrecha colaboración. Ser conscientes de cuál es el objetivo, y sin duda, que sea un objetivo compartido, que ambos estén interesados en el éxito de éste.

Para conseguir un máximo de creatividad en el trabajo en equipo, cada socio debe dedicar cierto tiempo a la meditación en solitario, porque está comprobado que trabajando juntos, después solos y de nuevo juntos, dos pensadores tienen mayor probabilidad de encontrar lo que buscan, que trabajando en todo momento juntos de forma contínua.

Yo propongo esta metodología, muy abreviada, para la consecución con más garantías para resolver problemas creativos:

  • ¿Cuál es el problema? – Juntos – Esta será la primera sesión para trabajar conjuntamente, hablar de manera distendida sobre el problema a resolver, recogiendo notas de lo que vaya surgiendo de la conversación, hay que practicar la escucha activa, no pretender tener la razón desde el principio, si no divagar lo máximo posible. (Es un momento de divergencia)
  • Meditación sobre el problema – Separados – Ahora es momento de pensar sin interrupciones y reflexionar de cuáles son las raíces del problema, los diferentes puntos de vista y cerrar unas conclusiones de las que cada uno tiene que estar satisfecho.
  • Compartimos reflexiones – Juntos – Se comparten las reflexiones realizadas sobre el problema en solitario, seguramente se coincida en muchas conclusiones, lo cuál es bueno, porque demuestra, quizás, que se están enfocando adecuadamente a las raíces verdaderas del problema, en este punto hay que ser muy asertivos y considerar la novedad (vaya! no me había dado cuenta de esto!) En este punto debemos tener claro que hay que solucionar.
  • En búsqueda de soluciones – Separados – Sin dejarse influenciar por el compañero, buscamos soluciones a los problemas. Partiendo de ideas locas, suspendiendo el juicio y centrándose en la cantidad (es el momento dónde te puedes estar jugando una comida con tu socio).
  • Compartamos las soluciones – Juntos – Y finalmente, después de este proceso, tenemos una larga lista de soluciones a un problema consensuado, y garantizo, que más soluciones que si hubiéramos trabajado en solitario todo el proceso. Ahora es momento de valorar las soluciones de ambos, haciendo un ranking, por ejemplo, de las soluciones según lo novedosas que sean la soluciones, lo bien que resuelven el problema, osea, su utilidad y factibilidad de la solución.

Se deduce que dos cerebros obtienen mejores resultados en colaboración en cuanto a juicio se refiere, pero pueden inhibirse entre si en el campo de la creatividad. Procuraremos por todos los medios que el juicio o crítica no inhiba la imaginación ni la creatividad, el juicio se debe aplicar en el momento concreto y necesario del proceso creativo, no hacerlo así, podría provocar la pérdida de ideas que quizás, nos podrían haber dado resultados muy provechosos.

Wearable technologies desde Lloret de mar. WTF? :)

Cuando hablamos de wearables los que desarrollamos este tipo de tecnología, nos referimos a dispositivos electrónicos que “vestimos” o “llevamos”, de aquí lo de “wear”, los incorporamos a nuestro cuerpo y estos dispositivos interactúan continuamente con el usuario y otros dispositivos. Si estos dispositivos estuvieran conectados con “el internet”, también entrarían en el saco del “Internet Of Things” (IoT), una clara tendencia que hay que adoptar en los nuevos productos, siempre y cuando tenga sentido (claro). Relojes inteligentes, las google glass, zapatillas de deporte con GPS incorporado, pulseras que monitorizan nuestro estado de salud y un largo etcétera que hay y que habrán.

Yo les quiero presentar uno de los productos en los que he estado trabajando este año en su desarrollo desde Lloret de mar y algún viaje a México, siendo esta, una prueba de la globalización en la que vivimos hoy día. La MIDI JACKET. Si han llegado a la pestaña de contacto habrán leído que trabajo con MACHINA en el roll de CTO y director de desarrollo de producto desde España y este es uno de nuestros hijos.

MIDI JACKET es una chaqueta que permite conectarte a tablets, smartphones y/o ordenadores (wireless) y hacer música mediante movimientos del cuerpo con la chaqueta. Esta dispone de 2 sensores inerciales integrados en cada manga con 2 pulsadores y uno más en el logo.  En la versión presentada en el SONAR+D contaba con 2 presets. Modo abierto y midi preset.

Trabajando en modo abierto junto con la SDK, los desarrolladores pueden generar sus propias apps, ya que este modo de trabajo informa del estado de la chaqueta en periodos muy cortos de tiempo al dispositivo conectado, pudiendo así saber que pulsadores se están apretando o que valores ofrecen los sensores inerciales. En MACHINA diseñamos una divertidísima y adictiva aplicación de juego que se controla íntegramente con la chaqueta (Coming soon!).

Y el midi preset, este preset permite disponer de 7 notas MIDI y 6 CC MIDI CONTROLERS (4 faders y 2 knobs) todo ello mapeable en diferentes páginas. Tocando el logo o situando el brazo, apretando el botón adecuado y moviendo el brazo en la dirección adecuada, emvía las notas midi o controles midi al software de audio. Con una latencia prácticamente despreciable como se puede ver en el video! Haciendo de la chaqueta una controladora midi al uso. En el video se está usando software de producción musical y dj más habituales del mercado como son Serato Scratch Live de Rane o Ableton Live , pero se podría usar con cualquier software de producción o de directo. Siendo fácilmente aplicable a otros campos como los visuales.

Aún disponiendo, por defecto, el preset de modo abierto, MIDI JACKET será OPEN SOURCE, ¿Que significa? publicaremos toda la información referente al hardware y al firmware (programación de la chaqueta) para que la comunidad siga evolucionando el concepto y es una de las razones por la cuál hemos usado Arduino como corazón del proyecto. La comunidad tendrá al alcance un hardwear para desarrollar otro tipo de proyectos ubicándolos, por ejemplo,  health, sports, etc.

Posiblemente sin querer, he usado algunos tecnicismos que quizás no sean entendibles  para todos los públicos. Por favor, no pierdan la oportunidad de preguntar sus dudas, ya sea,  comentando en este post o por mensaje privado con el formulario que pueden encontrar en la pestaña de contacto.

Las 3 posesiones para que “cualquiera” desarrolle productos creativos.

En mi búsqueda sobre el conocimiento de la creatividad y la innovación me ha traído a presentarles el modelo componencial de Teresa Amabile. Es un modelo poco difundido y me pareció muy interesante el planteamiento, estoy muy de acuerdo con el modelo y como se plantea. La palabra componencial de este modelo hace referencia a los distintos elementos que componen la tendencia de una persona a ser creativa y crear productos creativos (música, máquinas, soluciones, reflexiones, modelos de negocio, etc.).

¿Que hemos de tener para desarrollar productos creativos?

 

El tesoro de la creatividad

 

TENER DESTREZAS RELEVANTES PARA EL CAMPO DE APLICACIÓN: Esto incluye, como no, conocimiento sobre el campo de aplicación, la destrezas técnicas necesarias y “talento” especial relevante para el campo. Y dependen de las capacidades cognitivas innatas, las destrezas perceptivas y motrices innatas y la educación formal e informal.

Imaginemos un productor musical que desea hacer una nueva producción, las destrezas relevantes para el campo y recursos cognitivos para afrontar el reto serían aquellas referentes a su conocimiento sobre estilos musicales, historia de la música, solfeo, conocer el sonido de los instrumentos, capacidades técnicas para utilizar el software de creación, en definitiva, las habilidades adquiridas en el oficio y el talento innato para la imaginar canciones.

TENER DESTREZAS RELEVANTES PARA LA CREATIVIDAD: Esto incluye un adecuado estilo cognitivo, conocimiento implícito o explícito de heurísticos para generar ideas novedosas y estilo de trabajo favorecedor. Y dependen del entrenamiento, la experiencia en generación de ideas y las características de la personalidad.

Además de las capacidades relevantes para el campo, el productor musical utilizará otras, que serán las responsables auténticas de que la tarea se realice de forma creativa, es decir, algo que vaya más allá de lo aceptable o técnicamente bueno. Cuando Amabile habla de “estilo cognitivo” se refiere a la autodisciplina, la independencia, tendencia a asumir riesgos, tolerancia a la ambigüedad, perseverancia ante la frustración, romper paradigmas, tener la capacidad de decidir que camino tomar, una despreocupación relativa de la aprobación social.

Además de funcionar con estos estilos cognitivos, otras destrezas importantes para favorecer la creatividad del producto es tener la práctica en útiles heurísticos, técnicas o prácticas que le ayuden a generar ideas para resolver y avanzar en la creación del producto. Además sumarle un estilo de trabajo característico por la persistencia y gran energía para que nuestro productor pueda concentrarse en el desafío durante largos periodos de tiempo.

TENER MOTIVACIÓN POR LA TAREA: Incluyendo las actitudes hacia la tarea y las percepciones propias de motivación para acometer la tarea. Y estas dependen del nivel inicial de motivación intrínseca hacia dicha tarea, la presencia y/o ausencia de limitaciones extrínsecas destacadas en el ambiente social y la capacidad individual para minimizar cognitivamente las limitaciones extrínsecas.

Y la más importante, porque esta puede ayudar a posibles deficiencias de las otras dos.

Una fuerte motivación ayuda a esforzarse para aportar a las destrezas para el campo de aplicación y las relevantes para la creatividad. Querer es poder!

Pero lo contrario no sucede, no podría compensar la falta de interés para emplearse con la dedicación y el esfuerzo que requiere la culminación de la tarea creadora. Nuestro productor musical podría ser una gran pianista, tener a su disposición el mejor hardware del mercado, e incluso estar muy bien pagado. Pero para poder elevar las cotas de la creatividad del producto, como podría ser estar bien pagado (una motivación extrínsica) no sería suficiente sin la motivación intrínsica. El balance entre extrínsica e intrínsica debería estar claramente decantado por la intrínsica.

El hecho de que estas posesiones estén al alcance de “Cualquiera” no caigamos en sobresimplificación. La verdad es que el que tiene como forma de vida la invención o creación hace uso sistemático de determinadas herramientas propias y actitudes que no se dan habitualmente en la población general. La gente elude la molestia de plantearse problemas que resolver  y/o salir de la zona de confort, etc. No obstante, Querer es poder!

Divergencia y convergencia – El yin y el yang de la creatividad y la innovación

Tener conciencia de estos dos tipos de pensamiento y mantener el equilibrio entre estos, me parece una cuestión imprescindible para la búsqueda de ideas y soluciones para problemas creativos. Un problema creativo es aquel que requiere de creatividad para ser solucionado. Si el problema lo puedes resolver utilizando una fórmula o buscando en el oráculo google, no es un problema creativo. Aunque tener conciencia de los tipos de pensamiento te ayudará a resolver todo tipo de problemas, los que no son creativos también (Yo lo uso en el trivial cuando juego en equipo).

161973-yin-yangTodos los días practicamos este equilibrio, tenemos (o generamos) una cantidad de opciones (un armario lleno de ropa). Valoramos las opciones y tomamos decisiones (elegimos el conjunto que ponernos según el tiempo y el color de nuestros ojos). Divergencia → cantidad de opciones ; Convergencia → Valorar las opciones y tomar decisiones.

Para poder encontrar las ideas o soluciones a los problemas, es importante conocer este equilibrio y trabajar ambos pensamientos por separado para ser más efectivos.

Trabajar la divergencia:

En los años 70, Dr. Sidney J. Parnes  realizó una serie de estudios de investigación en las que demostró, que los estudiantes entrenados con técnicas de pensamiento divergente fueron capaces de producir el doble de ideas de calidad que los estudiantes que no fueron entrenados en este tipo de técnicas.

Para trabajar en esta fase es importante eliminar los bloqueos del pensamiento divergente. La crítica negativa es un tabú, no es un momento para desarrollar un pensamiento crítico ni escéptico, sino uno imaginativo, lleno de energía y optimismo. Removiendo supuestos, desarticulando esquemas, flexibilizando posiciones y produciendo nuevas conexiones.

Hay que generar con libertad, generar cantidad de opciones, hacer combinaciones, mejorar las ideas, abrir la mente, que la información fluya. Abrir nuevos caminos aunque estos sean insólitos (originales). No se puede temer a decir alguna idea por considerarla ridícula o demasiado simple. Por este motivo, es interesante hacer sesiones con más gente y así aumentar las opciones y los puntos de vista. La cantidad origina calidad. Queremos el más amplio despliegue de perspectivas y enfoques posible, pretender  generar el mayor y más diverso conjunto de ideas que se pueda. Para después converger.

Simplificando (“convergiendo”):

  • Suspender juicios y críticas.

  • Combinar y construir ideas sobre las ideas.

  • Buscar y compartir ideas locas y ridículas.

  • Centrarse en la cantidad (muchas ideas!)

La convergencia:

Después de divertirse con los “gamestormings” (divergencia) toca ponerse serios. Hemos de cambiar nuestro pensamiento y empezar a filtrar la lista de ideas. Necesitamos saber cual de las ideas aporta valor y/o soluciona el problema de la mejor manera.

Para ello recurriremos al juicio de cada una de las ideas producidas en la fase anterior, dándole a las ideas su debida importancia. Aplicaremos un criterio deliberado para revisar, seleccionar, evaluar y refinar las opciones. La selección la crearemos a sabiendas de que algunas ideas pueden necesitar de un desarrollo mayor, no hay ideas tan ridículas o tan simples que no requieran de la debida atención y análisis.

Scott Isaksen y Don treffinger propusieron una guia para converger en  el “Creative Problem Solving: The Basic Course” en el 1985. Y estos tips son los que se deben seguir en el momento de tomar un decisión sobre las ideas originadas por el pensamiento divergente:

  • Ser deliberado y analista.

  • Comprobar los objetivos, que la idea solucione de verdad el problema.

  • Clara intención de mejorar las ideas.

  • Ser asertivo.

  • Y considerar la novedad.

Finalizando. 🙂 La mayoría de personas trabajamos con mucha facilidad en modo convergente, de hecho es lo más sencillo. Pero hemos de hacer un verdadero esfuerzo a la hora de generar alternativas, ponernos en modo divergente. Y aquí es donde se concentra el verdadero equilibrio de la resolución de problemas creativos. Si no tienes una cantidad elevada de alternativas, es muy posible que cuando tomes una decisión tengas menos posibilidades de acertar, y sobre todo, de encontrar la más creativa, innovadora e imaginativa solución!

 

El prototipo como pieza importante del puzzle innovación

Un prototipo es una versión o modelo de un “algo” final, este “algo” puede ser un producto, un servicio, un modelo de negocio, un nuevo mercado, etc. El prototipo es parte fundamental de un proceso de innovación. O al menos, recomendable. La innovación en si, es una apuesta y que cumpla las expectativas marcadas o no,  es cuestión de haber hecho un proceso de innovación inteligente y también, un pelín de suerte. Bajo mi punto de vista, el prototipo forma parte de ese proceso inteligente, que aminora  considerablemente el riesgo de una innovación.

Los prototipos se crean con rapidez y han de ser de bajo coste para poder explorar la factibilidad del concepto preliminar. El prototipo ayuda a visualizar y perfeccionar el “algo”. Muchas veces, sobre el papel, teóricamente funciona a la perfección, pero hasta que no se empieza a crear físicamente no vemos las posibles faltas, necesidades, etc.

El video es un prototipo hecho por mi de una idea inicial en busca de un objetivo diferente al que me encontré, sabiendo que no es una innovación disruptiva, la de manejar un coche teledirigido mediante un smartphone, si se puede considerar si no somos muy exigentes en una innovación incremental para una “empresa” que aún no lo hubiera desarrollado:

El primer prototipo no tiene que ser perfecto. El prototipo no es tan funcional como el final, ya que no se lleva a cabo con la totalidad de los elementos. Lo importante es incluir los elementos básicos. Y darle la importancia que se merece, la rapidez con la que se genera el prototipo.

Porqué hacer un prototipo, cuáles son sus principales utilidades:

  • Prueba la funcionalidad y viabilidad de la idea inicial. Y puedes empezar a evaluar con mayor brevedad.

  • Aprender problemas que se presentarán durante la implementación y mejorarlo antes.

  • Importantísimo elemento para que no se pierda el estado de ánimo sobre el proyecto

  • Aprender sobre las interacciones entre el cliente y el producto, adaptar el prototipo para dar una mejor experiencia, observar con sus propios ojos el propósito y potencial de la idea.

  • Modo para probar antes de proceder a la producción  de la innovación en cuestión.

  • Ofrece información técnica para su fabricación, en caso de productos.

  • Como modelo para ser exhibido, por ejemplo, los prototipos futuristas de los fabricantes de coches. O para convencer a  responsables de la empresa para una posible fabricación de producto, implantación de servicio, etc.

  • Presentar el prototipo a clientes o inversores, podrá clarificar las metas del proyecto, mejor que un plan escrito únicamente.

Prototipo Ideo

Es interesante y necesario dejar que los usuarios prueben el producto mediante prototipos desarrollados, y recabar información gracias a dicha interacción. Se debe repetir el proceso de prototipaje tantas veces como sea posible, para evolucionarlo tanto como sea posible antes de lanzarlo.

 El design thinking identifica el prototipo como una de las fases dentro de su metodología. Empatizar con los usuarios, generar ideas y confrontarlas continuadamente con el usuario a través del prototipo. Y usar el el prototipo como instrumento de aprendizaje, pensamiento y referencia para la evaluación de soluciones. De este modo se analiza la idea seleccionada, se testea con el usuario real, obteniendo así conclusiones y posibles redefiniciones de la idea inicial. Construir prototipos de la ideas más prometedoras.

Algunos veteranos de la innovación identifican el design thinking como una etiqueta moderna de algo que se lleva haciendo durante mucho tiempo. No obstante, la imagen que he puesto es la típica que se suele mostrar en esta metodología que nos sirve de igual manera para la explicación de este post.

El primer prototipo que hacemos ya es una solución en si. Tiene una clara idea de cuál será su proposición de valor. Y nos sirve como herramienta o técnica creativa utilizada habitualmente por todos nosotros para crear ideas. Un estudio de la universidad de Stanford  señala que el cerebro es capaz de generar más soluciones cuando tienes a tu alcance prototipos.

Durante la elaboración de los prototipos, los equipos pueden adquirir nuevas percepciones a partir de la observación y pueden llegar a replantearse el problema de una manera completamente nueva, darle un nuevo enfoque.

El prototipo es una pieza importantísima del puzzle innovación. Ayuda a visualizar lo que puede ser la innovación en si, esa idea llevada al mercado. Y de ahí al éxito! minimizando riesgos gracias la prototipo. No nos volvamos locos!